Lo que he aprendido de los profesionales de salud mental

Durante los últimos 20 años, he aprendido mucho de los profesionales de la salud mental. Estas lecciones han influido el desarrollo del capítulo de la CIE-11 de los trastornos mentales y del comportamiento y de la propia GCP.Network, y seguirán guiando nuestro trabajo en el futuro.

Aquí están 3 de las más importantes:

  1. Me consta que existe conocimiento experto por parte de los profesionales clínicos. Los profesionales y sus puntos de vista son un componente central del desarrollo de la clasificación de los trastornos mentales y del comportamiento de la CIE-11. En respuesta, hay quienes han preguntado cómo los profesionales posiblemente podrían contribuir a la discusión, porque después de todo, la ciencia debería ser la base de la clasificación. Y hay quienes lo han tomado como si estuviéramos gestionando el desarrollo de la clasificación de los trastornos mentales y del comportamiento de la CIE-11 como una especie de concurso de popularidad, basando las decisiones acerca de las categorías y los requisitos diagnósticos en función de si les “gustan” o no a los profesionales. 

    Pero hemos alcanzado más allá de la revisión tradicional de las evidencias para desarrollar una agenda de investigación sólida que coloca la utilidad clínica en el centro, y hemos puesto como cuestión científica seria la medida en que la CIE-11 pueda ser utilizada de manera precisa y fácil por los profesionales clínicos. Esta agenda de investigación ya está produciendo resultados importantes. El Grupo de asesores internacionales para la Clasificación de los Trastornos Mentales y del Comportamiento de la CIE-11 ha declarado, “Las personas pueden acceder a los servicios de salud mental que requieren solo cuando la identificación, elegibilidad y selección de tratamientos se basan en un sistema de clasificación preciso, válido y con utildiad clínica.” Si los clínicos no consideran a la CIE-11 como clínicamente útil y una buena inversión de su tiempo, simplemente no la aplicarán de manera consistente. En ese caso, la información recopilada a nivel de la consulta de salud no puede proporcionar una base válida para la política de salud o la asignación de recursos al nivel del sistema, al nivel nacional, o al nivel mundial. 


  2.  A los clínicos, sí les importa la ciencia. A través de la GCP.Network, miles de profesionales han contribuido directamente a nuestros estudios de campo para la CIE-11. Los miembros de la GCP.Network entienden como la CIE-11 afectará sus vidas y se esmeran lo suficiente para dedicar su tiempo y energía en hacerla mejor. La magnitud de respuesta a la oportunidad de participar en nuestros estudios ha llegado más allá de lo que podíamos haber anticipado. 

    Esto me lleva a pensar que la GCP.Network también toca un tema más amplio: Muchos de nosotros fuimos entrenados en un modelo científico-profesional que, en la vida cotidiana, a menudo es difícil de implementar. La mayoría de los profesionales de la salud mental están agobiados por demandas clínicas abrumadoras en un mundo donde no hay suficientes servicios para todos, y tienen pocas oportunidades significativas y viables para contribuir directamente a la investigación. La GCP.Network proporciona a los profesionales de la salud un modelo realista y sostenible para la participación en la investigación que es mayor que ellos mismos y cuyos resultados están vinculados directamente con su propio trabajo. En este sentido, cabe destacar que nuestra mejor participación en los estudios de la GCP.Network ha sido a menudo entre los profesionales que trabajan en países de bajos y medianos ingresos. 

  3. Los profesionales desean realizar un trabajo basado en la excelencia. Las personas se convierten en profesionales de salud mental porque quieren hacer una contribución a los demás. Ellos han optado por trabajar en un área que es habitualmente difícil y a veces desgarradora, con un costo personal considerable, y están motivados por ser tan eficaces como sea posible en sus funciones. Durante los próximos meses y años, a lo largo del desarrollo de la CIE-11 y más allá, tenemos la intención de desarrollar la GCP.Network en una plataforma cada vez más activa con herramientas, entrenamiento, y recursos relacionados con el diagnóstico y la práctica. La autoridad y dignidad de los profesionales de la salud han estado bajo ataque de muchas fuentes en las últimas décadas, y creemos que la GCP.Network puede contribuir a la recuperación de las mismas. La utilidad clínica seguirá siendo la prueba de fuego para nuestros esfuerzos, como lo ha sido para nuestro desarrollo de la clasificación de los trastornos mentales y del comportamiento de la CIE-11. 

Por lo tanto, esperamos que aproveche lo que le sea útil de nuestra plataforma GCP.Network y que sea tan amable de decirnos lo que deberíamos mejorar. Esta plataforma está pensada como una manera en la que nosotros podamos darle algo en reconocimiento de su contribución. Tenemos un equipo increíble de colaboradores dedicados alrededor del mundo y estamos honrados de tenerlo entre ellos.

Estamos en marcha.